Skip links

Isabel Somoza. Líneas de fuga para poder volver.

Isabel Somoza. Líneas de fuga para poder volver.

Isabel Somoza se mueve entre las líneas divergentes, las que se escapan del academicismo que rige el sólido edificio del
grabado. Ahí dentro, hay siempre sitio para los que cumplen, ordenadamente, con las tradiciones; ahí dentro viven y se
pasean por sus elegantes salones aquellos que repiten consignas, con más o menos acierto técnico, con más o menos
originalidad, respetando casi unánimemente los límites marcados. Pero en toda casa, en toda comunidad – artística o no
– existen elementos discordantes que tienden a abrir las ventanas para dejar que entre la luz y que el aire haga temblar
un poco las pesadas, aterciopeladas y siempre dignas, cortinas que decoran las estancias. En ese estremecimiento está
el germen de una fuga. Después, nada volverá a ser como antes, y la imposibilidad de que así sea dibujará elegantemente
el camino de salida. La casa que se va a construir a partir de ahí, tendrá dificultades para ser reconocida por el edificio
maestro y, a cambio, estará asentada en un barrio de ventanas permanentemente abiertas.

Sigue leyendo. Hazte socio.


Fecha: 31 marzo, 2019

Return to top of page